facturar clientes extranjeros

¿Cómo facturar a clientes extranjeros?

¿Cómo facturar a clientes extranjeros?
5 (100%) 1 vote

En este mundo cada vez más globalizado, es habitual que las empresas españolas busquen la internacionalización. Independientemente de los medios o fines por los que tu empresa ha comenzado a expandir sus límites geográficos, es normal que al principio te surjan muchísimas dudas, y la más común es ¿Cómo empiezas a facturar a tus clientes extranjeros?

 

Lo más importante es que tengas muy clara la diferencia que hay entre clientes nacionales y extranjeros, dentro de la Unión Europea. Se puede marcar la diferencia teniendo en cuenta el espacio IVA, formado por todos los países de la UE (Excepto Canarias, Ceuta y Melilla). En resumen, consideramos clientes extranjeros a todos aquellos que residen fuera de este espacio.

 

Con respecto al IRPF, la cuestión es mucho más sencilla. Dado que se trata de un impuesto exclusivamente español, sólo será necesario aplicarlo a facturaciones de entidades o profesionales residentes en España (dentro o fuera del espacio IVA).

 

FACTURAR A CLIENTES DENTRO DE LA UE

Pongamos que buscas vender o comprar bienes o servicios a alguno de los países de la UE y eres un autónomo o empresa española.  La facturación, a efectos del IVA, dependerá de si vendemos a un particular o a una empresa.

EMPRESAS

Se aplicará el IVA del país correspondiente en la factura tan sólo en caso de que la empresa cliente no esté dada de alta en el Censo VIES.  Para comprobarlo puedes entrar en la página VIES de la Comisión Europea. Lo mismo pasa con el expedidor de la factura, para poder operar dentro de la UE sin repercutir IVA a otras empresas, deberá estar dado de alta en el ROI.

Si tanto tú como tu cliente estáis dentro del Registro de Operadores Intracomunitarios, no será necesario aplicar el IVA, pero sí declararlo adecuadamente mediante los modelos 303 y 349.

PARTICULARES

En este caso, deberás aplicar el IVA con normalidad en la factura, aunque existe una excepción. Cuando vendes servicios, tienes que incluir el IVA que se aplica en España, pero si se trata de servicios digitales o de telecomunicaciones, hay que aplicar el IVA que corresponda al país de ubicación del cliente.

Para poder no facturar el IVA, necesitas tener un número de IVA válido, o CIF/NIF europeo, que tendrás que incluir en la factura.

 

FACTURAR A CLIENTES INTERNACIONALES

Si tu cliente está fuera del espacio IVA, las transacciones se consideran importaciones y exportaciones y se denominan Operaciones extracomunitarias.

Por ejemplo, imagina que estás vendiendo servicios profesionales de asesoría en Colombia. La factura sería sin IVA, ya que no necesitarías repercutirle el IVA, ni de tu país, ni del suyo.  Lo mismo ocurriría a la hora de vender productos a empresas o particulares fuera de la Unión Europea, no tendrías que repercutir el IVA.

La cosa cambia cuando hablamos de hacer compras de bienes al extranjero. Si compras un producto a un proveedor extranjero, se te aplicará el IVA en el punto de importación y luego podrás deducirte ese IVA en la Declaración trimestral. En el caso de que compres un servicio profesional a un autónomo o empresa, se te aplicará el IVA español.

 

¿Cómo me organizo con estas facturas?

Los casos que se pueden dar a la hora de facturar a clientes extranjeros son muchos, por lo que es recomendable que establezcas un sistema. Diferencia cada modelo de factura por numeración y asegúrate de que los dispones de tal manera que te sean fácilmente accesibles y reconocibles.

 

Te invitamos a dejar este proceso en manos de nuestro equipo de expertos en gestión empresarial. Puedes contactar con nosotros aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.